Hoy toca pádel, ¡bien!

Por Leire Agüero

Hace ya unos meses comentaba que afortunadamente había contraído el virus del pádel. Ahora, echando la vista atrás, reflexiono sobre cómo te cambia la vida conviviendo con esta patología. Si ciertas personas leyeran las palabras que vienen a continuación maldecirían mi nombre, ¡con razón! Estaría abocada a arrodillarme dignamente, implorando clemencia.

No puedo pasar por alto aquellos maravillosos años de EGB en los que jugaba a baloncesto, ¡era una increíble base! Corría como una gacela, sorteaba al equipo contrario con una fluidez extraordinaria, recorría esos dos “pasitos” y salto de rigor cuando realizaba una entrada –uno, dos y tres– e introducía la pelota en la canasta. Sin duda, ¡años para recordar! Sigue leyendo “Hoy toca pádel, ¡bien!”

Tengo el virus del pádel

Por Leire Agüero
Las personas contagiadas por el pádel se detectan de igual manera como ocurre con otro tipo de enfermedades. Los síntomas comunes que se suceden en estos van expandiéndose paulatinamente en la fase de incubación del virus hasta que finalmente la enfermedad les ataca, les aborda.

Es una patología dulce y vigorosa, que lejos de requerirte descanso, te ofrece energía y movimiento.  Sigue leyendo “Tengo el virus del pádel”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑